Las obras han supuesto un gran reto de coordinación, que ha sido superado con éxito gracias a la experiencia de Talleres y Grúas González en este tipo de obras.

IMG_1510Las obras de esta segunda fase, con una inversión de 1.760.940 euros, subvencionada en un 70% por los fondos FEDER y en un 30% por la Junta de Andalucía, han consistido en la modernización de las 352,50 ha de Vega de la Comunidad, transformando el riego por inundación en riego localizado. Para ello ha sido necesaria, entre otros elementos, la ejecución de un sondeo para abastecimiento con su equipamiento y electrificación, una balsa de 20.000 m3 de capacidad, tres estaciones de filtrado, redes de tubería a presión enterrada, contadores individuales con telelectura y telecontrol de válvulas, balsas y automatismos.

Jorge Muñoz, Jefe de obra por parte de la empresa constructora Talleres y Grúas González, ha señalado que “las obras han sido todo un reto de coordinación y, aunque hemos tenido algunos problemas en los plazos de entrega de material por parte de los proveedores, hemos finalizado las obras con éxito y en el plazo previsto, gracias en parte a la experiencia que teníamos tras la construcción de la primera fase del regadío y nuestra larga trayectoria en este tipo de obras”.