Skip links

Impulsión de aguas regeneradas desde la Edar de Roquetas de Mar al sistema de embalses de «El Cañuelo»

La conducción ejecutada para la Comunidad comarcal de regantes Sol y Arena supone un aprovechamiento para el regadío de la zona de poniente de las aguas tratadas en la Edar de Roquetas de Mar. La impulsión desde la Edar garantiza la conexión con el sistema de balsas de «El Cañuelo» (próximas a la Rambla del Cañuelo y al sur de la N-340 en el Término Municipal de Vícar) y con la balsa de la Rambla del Vínculo (balsa de Domingo Giménez, como la denomina la comunidad de regantes por su vecindad con la planta de hormigón propiedad de la citada persona).

La conducción se ejecuta en dos tramos diferenciados por diámetro y material. En un primer tramo, la conducción fabricada en fundición dúctil discurre por la Rambla del Vínculo y su diámetro es de 400 mm. La longitud de este primer tramo es de 1.500 metros aproximadamente y concluye en una arqueta de conexión que permitirá conectar con la balsa de Domingo Giménez.

Desde esta arqueta de conexión parte un segundo tramo hacia el sistema de Balsas de «El Cañuelo», de esta manera se consigue no solo la alimentación de las citadas balsas, si no la interconexión entre ellas.

El segundo tramo tiene una longitud aproximada de 3.350 metros, fabricada en polietileno de alta densidad y con un diámetro de 630 mm. Su trazado discurre principalmente por el Canal II de riego, concedido para su uso a la Comunidad de Regantes de Sol y Arena.

La actuación se completa con la ejecución de dos desagües provistos con válvula hidráulica de alivio rápido y la colocación de 15 ventosas de triple efecto. Se contempla, además, la colocación de un sistema de control de llenado de balsa en las Balsas de «El Cañuelo», incluyendo una válvula de mariposa DN400 motorizada y un caudalímetro electromagnético. El sistema de control de control de llenado se integrará en el sistema SCADA de telemando.